Un clásico indiscutible del estilo inglés, el sofá Chéster se realiza tanto en piel, o piel envejizada, como en tejido