Como un marco fluido y acogedor, una elipse irregular que da el sentido del devenir, Anisha limita un espacio vacío, lo define y lo llena con su luz, suscitando una mágica sensación. En ABS, la lámpara de mesa Anisha es propuesta en dos colores, blanco puro y mimético en el espacio, o rojo para una presencia decidida y reconocible. Anisha es adecuada para una infinidad de situaciones, ambientes y usos. En la entrada, en la zona de día, en la habitación, en el escritorio, con un espíritu ligero y una identidad inconfundible: tanto encendida como apagada.

Diseñado por:

Lievore Altherr Molina