La pantalla de Fork se inspira en la moda informal, en las tiendas de campaña, en un estilo de vida informal, jocoso y dinámico. Las costuras en el tejido están realizadas como las de los vaqueros, los anillos no son sólo decorativos sino que responden a exigencias prácticas, con sencillez e inmediatez. La luz interna pone en evidencia la estructura de patchwork y la textura de la tela, un poco como sucede cuando se enciende una lámpara dentro de una tienda de campaña. La pantalla se puede orientar con una extrema flexibilidad a 360° y el vástago también de las versiones de suelo y de mesa es muy móvil, gracias a sus puntos de articulación: esto permite cambiar a propia voluntad la dirección de la luz y también jugar con la lámpara, divirtiéndose para encontrar siempre nuevas posiciones.