Diseñada en 1950, la butaca CH25 fue una de las primeras cuatro sillas que Hans J. Wegner creó especialmente para Carl Hansen & Son en sus primeras tres semanas en la empresa. La butaca CH25 ha permanecido desde entonces tremendamente popular y en producción continua desde entonces.

Realizada en cable de papel, un artesano teje manualmente asiento y respaldo durante 10 horas, utilizando aproximadamente 400 metros de cuerda. Disponible en negro o color natural.

Diseñado por:

Hans J. Wegner