El modelo Kita nace a partir de una búsqueda de una silla elegante y contenida. Desenfundable, se puede elegir entre dos tipos de patas: madera o tapizadas en el mismo acabado que el asiento.