La geometría de los volúmenes, con la cama Kubic 24, alcanza la perfección: el cabecero bajo y ancho de 24 cm, resalta su diseño racional y riguroso.

Diseñado por:

Roberto Gobbo