Diseño racionalista y moderno que nos reporta a los años 60. Larsen tiene una sentada de respaldo alto y líneas elegantes, junto con un acolchado suave y acogedor. De este modo se sitúa como una pieza clave entre lo clásico y lo contemporáneo.