Saya deja huella, es un gesto, una señal gráfica esculpida en la madera que deja su firma distintiva en el espacio. Fluida en las líneas, cálida en los materiales con una silueta decidida que captura la atención. El resultado transciende en las partes individuales: Saya es una invitación a los distintos ambientes, desde la casa al contract. Sus distintas versiones (silla, taburete iy versión mini para niños) y sus numerosos acabados para carcasa y bases forman una gran familia perfecta para cada contexto.

Diseñado por:

Lievore Altherr Molina