Precioso aparador de diferentes dimensiones, alto o bajo, con puertas o cajones, realizado a partir de un mosaico de fragmentos de espejos irregulares superpuestos en varios colores. Cada espejo es pulido y colocado uno a uno y totalmente a mano. La estructura interna es de madera lacada con pintura metálica especial.

Diseñado por:

Fernando y Humberto Campana